¿No sabes muy bien cómo identificar si tu perro está pasando por una posible depresión? No te preocupes, porque este nuevo post de nuestra clínica veterinaria en Benisanó te va a sacar de dudas:


- Ausencia de relación con otros perros e inactividad: ya sea en el hogar o en un espacio público, normalmente los perros deprimidos dejan de interactuar con otros animales y se apartan sin hacer caso a las apetitosas provocaciones para jugar. Normalmente suele ir de la mano de la inactividad, puesto que los perros en este estado suelen mostrar falta de interés por actividades como correr o salir a la calle. Además, algunos se mueven más lentos de lo habitual.

- Cambios en el apetito: en nuestra clínica veterinaria en Benisanó creemos que esta es una de las claves para valorar una probable depresión del animal. El animal puede pasar diferentes fases en relación a su alimentación desde dejar de comer a todo lo contrario, comer en exceso, aumentando de peso rápidamente.

- El sueño: pasa algo parecido al punto anterior. Se pueden dar 2 casos o la alternancia de ambos en el sueño del animal: pueden dormir mucho o estar más nerviosos e inquietos, lo que les impide dormir bien.

- Comportamientos extraños: como si se tratase de una persona, los canes también pueden presentar trastornos como gemir y llorar frecuentemente, estar hiperactivos, depender excesivamente del amo o esconderse durante varias horas.

Si tu mascota reúne alguno o todos estos síntomas, el primer paso será llevar al animal a una veterinaria, como Clínica Veterinaria Vilavet, donde podremos diagnosticar si es verdaderamente una depresión o sin embargo un tema físico.